LOS JÓVENES, líderes en desempleo

Por: La Redacción / Agencias

Carlos trabaja como voceador en un crucero del Boulevard Saltillo 400, en la ciudad de Torreón. Su jornada diaria comienza a las 6:30 de la mañana y suele terminar alrededor de las 12:30. Tiene dos opciones de sueldo: uno, cobrar un peso con 40 centavos por cada periódico que venda o, dos, cobrar 70 centavos por cada periódico vendido y un “sueldo” de 50 pesos diarios. Él opina que una cosa va con la otra, porque en los días de buenas ventas le conviene más la comisión de un peso con 40 centavos, pero en los días de malas ventas, que son varios a la semana, le resulta mejor aceptar los 50 pesos diarios de “sueldo”. No tiene ninguna prestación social y estará en el trabajo “hasta el día que me aburra”.

Resignado a sus 25 años, Carlos tiene dos hijos y una mujer que le ayuda trabajando como empleada doméstica con un sueldo diario de 150 pesos. “La ventaja de este trabajo es que puedo asistir a mis reuniones de Alcohólicos Anónimos, porque yo fui adicto y ya me retiré, afortunadamente. Otra ventaja es que por la tarde puedo agarrar chambas de limpieza, pero no todos los días caen, pero pos está difícil pero yo no pude ni terminar mi primaria. Lo que más me preocupa es que tengo dos chavos que mantener y no tenemos seguro social, cuando se enferman la anda uno batallando como no se imagina”.

Durante el año de 2014, en el mismo crucero donde trabaja ahora Carlos, han estado otros cuatro voceadores y todos se han ido en busca de un mejor empleo, de esos cuatro tres eran hombres y uno mujer.

Carlos no sabe que forma parte de las estadísticas del subempleo, como tampoco sabe que en México la tasa de desocupación de los jóvenes durante el primer trimestre de 2014, fue de 8.4 por ciento, casi el doble de la tasa estimada a nivel nacional para la población de 15 años y más (4.8%), de acuerdo a la información oficial del INEGI.


LA DESOCUPACIÓN, ASUNTO DE JÓVENES

Previo al 12 de agosto, celebración del Día Internacional de la Juventud, el INEGI dio a conocer que un análisis por edad, muestra que los adolescentes de 15 a 19 años (9.8%) y los jóvenes de 20 a 24 (9.2%) tienen el mayor nivel de desocupación.

La región lagunera de Coahuila y de Durango presenta cifras de desempleo por encima de la media nacional entre la población joven. De cada cuatro desempleados, tres no sobrepasan los 25 años de edad. La situación es de lo más paradójica: el porcentaje más alto de desempleados se compone de jóvenes con una formación universitaria, y de aquellos que no tuvieron ningún tipo de preparación. Según el propio INEGI, uno de los mayores problemas al buscar trabajo es la falta de experiencia: un 18.7% no tienen, pero es imposible adquirir experiencia si no se obtiene un primer empleo.

También la Organización Internacional del Trabajo destaca que un aspecto que caracteriza a la población joven, es que un mayor número de ellos aceptan trabajos temporales o empleos de tiempo parcial, porque los empleos seguros que eran habituales en otras épocas, ahora son más difíciles de conseguir para ellos.

Además, en México el 7.7 por ciento de la población ocupada de 15 a 29 años declaró estar subocupada; es decir, tienen la necesidad y la disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual les permite. El caso referido de Carlos es típico dentro de la población económicamente más pobre de La Laguna, pero también de los jóvenes que tienen estudios universitarios, o al menos concluyeron su preparatoria.

Los censos económicos del INEGI no pueden registrar de manera precisa el nivel del subempleo o la subocupación, como se le quiera denominar, pero éste se ha vuelto cada vez más grande en una economía como la de la región lagunera, donde el empleo industrial se ha mantenido prácticamente estancado desde hace casi dos décadas, en tanto que se ha expandido el empleo en el área del comercio y los servicios, de manera particular en la zona conurbada Torreón-Gómez Palacio-Lerdo. En estos dos sectores es de lo más común la subocupación y los salarios muy bajos.

En Coahuila hay 782 mil jóvenes (50% mujeres y 50% hombres) y de ellos 400 mil son económicamente activos (51%). De estos últimos, 355 mil contaban en 2014 con empleos y 45 mil estaban en busca de un trabajo, sus edades van de los 16 a los 29 años de edad, lo que significa que el 12.6 por ciento de los jóvenes de Coahuila, en las edades referidas, se encuentra desempleado, pero esto no es uniforme por regiones; la región lagunera tiene un porcentaje sensiblemente más alto que otras regiones y ciudades del estado, como Saltillo capital, por citar sólo un ejemplo.

De esos 45 mil jóvenes que buscan empleo, 28 mil son hombres y 16 mil mujeres; es decir, por cada 10 desocupados, 4 son mujeres y 6 hombres.

Según la última encuesta del INEGI, en Coahuila al primer trimestre de 2014 el total de la población desocupada fue de 79 mil 635 y por grupo de edad, la encabeza el grupo de 14 a 24 años (34,082) y le sigue el de 25 a 44 años (32,165). Si se toma como referencia la definición de jóvenes hasta los 29 años de edad, prácticamente el 80% de quienes están desempleados caen en la categoría de jóvenes.
La situación ha sido peor en los años anteriores a 2014, cuando la tasa general de desempleo en Coahuila, que hoy es del 5% considerando a todos los grupos de edades, se ubicó en el 2013 en un 6.7% por ciento y, anteriormente, alcanzó niveles hasta de un 10%, como lo fue el año de 2009, cuando la economía del país y del mundo enfrentó un periodo de crisis de la que apenas comienza a recuperarse, incluyendo a los países considerados como ricos, a los de mediano desarrollo y a los pobres o muy pobres.

Las estadística indican que cuando la economía no camina y las tasas de desempleo aumentan, son los jóvenes quienes llevan la peor parte, porque son ellos quienes están en busca de colocarse en el mercado de trabajo para obtener su primer empleo, o bien son los que pueden más fácilmente ser subempleados por la economía informal o por las empresas formales, con el propósito de abaratar sus costos.

Comentarios

Entradas populares